A principios de esta temporada, en La Naranja Fallera pensamos que queríamos dar una pasito más como empresa.

Queríamos crear una línea de Responsabilidad Social que de alguna manera estuviera relacionada con nuestra actividad.

Queríamos mostrar a nuestros clientes nuestro lado más humano, mostrar que detrás de una web y de nuestra imagen de empresa estamos personas con los mismos problemas, alegrías, ilusiones o dificultades que cualquier otro.

De alguna manera, también buscábamos que nuestros clientes se identificaran con nosotros, al fin y al cabo, todo esto no sería posible sin ellos (nuestros clientes).

Bajo el lema: "Creemos que la Responsabilidad Social no debe estar reñida con el tamaño de la empresas, sino más bien con la voluntad y las ganas de ayudar", se nos ocurrió que una vez al mes podíamos donar nuestras naranjas a un banco de alimentos diferente. Para poder llevar a cabo esta iniciativa, pedimos la colaboración para el transporte a Redyser, que como gran empresa preocupada el medio ambiente y la sociedad en general, aceptaron gustosamente la colaboración para esta causa.

A partir de esta idea, surgieron otras como la colaboración en "Una sonrisa para Noelia" y por fin hoy, podemos decir que... Lo que empezó con una idea, hoy ya es una realidad.

El pasado mes de Marzo repartimos más de 500 kg de Naranjas en el Banco de Alimentos de Bizkaia. Una gran acción para celebrar esta nueva realidad de la que absolutamente todos, clientes y empresa, somos partícipes.