Los 5 secretos de la fruta sin sabor

Publicado el : 07/03/2018 09:08:31
Categorías : Salud

Quién no ha escuchado alguna vez “me trajeron unos tomates del pueblo que, madre mía, vaya sabor” o “el sabor de aquellas naranjas me transportaron a mi infancia”. Es todo un clásico este tipo de frases, con un respeto casi divino por los productos cultivados de forma tradicional y que vienen directos de la huerta.

Pero, ¿Por qué la fruta no sabe cómo antes?

Son varios los motivos o errores por los que las frutas y verduras en la actualidad resultan menos naturales y están sufriendo una merma de calidad y sabor. 

Consumir fruta es algo esencial en nuestra dieta porque los beneficios y el aporte vitamínico para nuestro cuerpo son innumerables.  Y de todas, hay una que nos roba el corazón nada más levantarnos, también a media mañana o media tarde, e incluso después de las comidas.

Naranjas y mandarinas son una de las frutas más populares por su delicioso aroma y refrescante sabor que permite disfrutarlas tanto en zumo como en pieza en cualquier hora del día. No es de extrañar que sean unas de las frutas más consumidas en el mundo y la más consumida en los hogares españoles según señala Roberto Butragueño en el XVI Congreso de Frutas y Hortalizas de AECOC.

 

 

La madurez es un grado

Uno de los aspectos más importantes es recolectar en momento óptimo de maduración. “El problema está en el punto de madurez. Actualmente en el campo se corta la fruta verde y se deja que madure en cámara o durante el transporte, y como no lo hace de forma correcta el sabor después no es igual”.

Pero te preguntarás. ¿Y por qué se recolectan verdes?

En el caso de las importaciones de cítricos la fruta recorre muchos kilómetros y pasa mucho tiempo hasta que es consumida por el consumidor final. Así, se recolecta verde, se realizan tratamientos de desverdización para obtener su color y se conservan en cámaras frigoríficas para que aguanten más tiempo. Pero claro, la pulpa no ha alcanzado su maduración óptima en el árbol y esto se nota mucho en el sabor y textura.

Sin embargo, los mayoristas o distribuidores que comercializan en el mismo país si podrían adquirir el producto en su momento óptimo de madurez, pero esto no ocurre habitualmente porque compran grandes cantidades y así las pueden aguantar más tiempo.

No es fácil porque recolectar en su punto tiene su ventana de tiempo y sus inconvenientes para los grandes mayoristas, pero es lo ideal. Los sabores y texturas de siempre requieren que la maduración se complete en el árbol y no en una cámara.

 

La variedad en cada momento de la temporada es otro de los factores clave. Se recomienda comprar la variedad adecuada para disfrutar de todas sus cualidades organolépticas. De hecho, si hemos comprado una variedad fuera de temporada, lógicamente será porque tiene algún tratamiento post-cosecha para su conservación.

>>Aquí puedes ver las variedades de naranjas y mandarinas y su temporada exacta de recolección.

  

 

Bonitas por fuera… ¿Y por dentro?

En la mayoría de ocasiones tienen una forma perfecta, un color muy llamativo y un brillo que parece estar pidiendo un mordisco… ¿Pero qué tal es el interior?

Es muy habitual encontrar naranjas y mandarinas enceradas. La aplicación de esta capa artificial de cera sobre la superficie aumenta su tiempo de conservación y su acabado brillante mejora la apariencia del producto.  De hecho, según Quiminet “en la actualidad son muchos los mercados que exigen frutas a las que se les ha aplicado este tratamiento porque muchos consumidores asocian el acabado brillante con un producto de mejor calidad.” 

Por otro lado, los grandes supermercados demandan piezas de buen tamaño y perfectas. De alguna manera, la demanda de las grandes superficies influye en que se vayan perdiendo variedades autóctonas y se sustituyan por variedades con mayor productividad y estética relegando a un segundo plano el sabor auténtico y original.

 

Los 5 secretos para recuperar los sabores de siempre

Como te hemos ido explicando en el artículo, estos son los errores o las claves de por qué los cítricos y la fruta en general ya no saben cómo antes.

 

  •  Ser un producto de temporada

  • Variedad adecuada a ese momento de la temporada

  • Cultivo sostenible 

  • Maduración completa en el árbol para alcanzar su sabor completo

  • Recolección en su momento óptimo y entrega rápida

 

El comienzo del cambio

Por suerte las cosas están cambiando en este sentido.

Cada vez existe más preocupación y conciencia de recuperar algo tan esencial para el ser humano.

En la actualidad, internet nos ofrece un enlace directo entre el agricultor y los consumidores que demandan productos directos de la huerta, naturales y de calidad. De este modo, se evitan intermediarios mayoristas y distribuidores que incrementan el precio y puede darle tratamientos post-cosecha a los productos.

¿Te imaginas recibir en tu domicilio naranjas de Valencia recolectadas directamente del árbol y enviadas a tu casa en 24 horas?

 

Nosotros ya hemos tomado acción para el cambio.

Y tu, ¿Prefieres mordiscos llenos de sabor y salud?

 

 

 DESCUBRE AHORA

3 efectivos remedios naturales elaborados con naranjas 

Click here to subscribe

 

¡Déjanos tus comentarios!

Share